FNLS y Poder de Base exigen justicia y libertad inmediata e incondicional de maestros egresados normalistas privados de su libertad.

Morelia, Michoacán. Basilio Luna.- El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS); CNTE Poder de Base en solidaridad y apoyo a padres de familia de los maestros egresados normalistas detenidos el pasado 20 de octubre 2022, derivado de sus actividades de lucha en defensa de su derecho constitucional y humano a la estabilidad laboral.

Así las cosas y a prácticamente un mes de la detención arbitraria y de la injusta privación de la libertad de los profesores de educación indígena Cecilia Santiago Lorenzo, José Luis Sebastián Estrada y Miguel González Estrada continúan privados de su libertad aun cuando se llegó a un acuerdo de realizar la reparación del daño de un vehículo de la empresa que se asume como víctima, así lo señalaron los padres de familia, quienes responsabilizaron a los Gobiernos Federal y Estatal de cualquier afectación física o psicológica que sufran los docentes.

El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) y CNTE Poder de Base expresaron su apoyo y solidaridad con los padres de familia de los estudiantes normalistas aun privados de su libertad, precisando que a pesar de tener el diálogo con el Gobierno del Estado y con el propio Presidente de la República durante su pasada visita al Estado de Michoacán y de quienes tuvieron su palabra de que se iba a solucionar esa situación, hasta la fecha no ha habido avances o resultados significativos.

Un vocero del FNLS, dio lectura al siguiente boletín de prensa:

Michoacán, 24 de noviembre 2022

Boletín de Prensa:

El pueblo exige la libertad de los presos políticos

A los medios de comunicación

A los organismos defensores de los derechos humanos

Al pueblo de Michoacán, México y allende las fronteras

A prácticamente un mes de la detención arbitraria y la injusta privación de la libertad de la compañera Cecilia Santiago Lorenzo, José Luis Sebastián Estrada y Miguel González Estrada profesores de educación indígena, el gobierno del estado continúa con la pérfida intención de mantenerlos como rehenes políticos.

Los compañeros hoy recluidos en el Centro Penitenciario de la ciudad de Uruapan, se encuentran privados de su libertad por ejercer el derecho a la protesta para repudiar y oponerse a la política educativa neoliberal, la cual se impone a través de la USICAMM, instrumento inquisitorio con el que se anulan derechos laborales y sindicales de los trabajadores de la educación y se les condena a la precariedad e incertidumbre laboral.

Los profesores de educación indígena están presos por mandato del gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, son maestros que con dignidad defienden la educación pública, demandan maestros para las comunidades indígenas y un trabajo digno a través de una plaza base.

El gobernador ha hecho de este caso, un asunto cuasi personal, no sólo dedica tiempo en sus encuentros con los medios de comunicación, sobre todo utiliza la embestidura del Ejecutivo estatal para presionar y coaccionar al poder judicial y la sociedad misma. El supuesto delito por el que se les tiene en prisión preventiva, permite que en todo caso pudieran llevar su proceso en libertad, sin embargo, la Fiscalía General del Estado FGE y la Comisión Estatal de Victimas se han empeñado en usar esta medida cautelar como instrumento de castigo.

Aun cuando no hay motivos para aplicar dicha medida cautelar, se les impuso por consigna, pues se trata únicamente de una forma de asegurar la presencia de los imputados en el proceso y ellos han mostrado buena voluntad, incluso a la fecha han pagado una parte de la reparación integral del daño, sin embargo, continúan presos como rehenes de Estado.

Con todo respeto, miente deliberadamente el gobernador cuando asevera que la defensa jurídica de los profesores es la que ha retardado el proceso y cometido errores. Eso es falso, la dilación y el burocratismo proviene de la fiscalía y el poder judicial, ejemplo concreto de ello, es el hecho de que la apelación que se interpuso por parte de la defensa jurídica ni siquiera ha sido admitida, arguyen que se está en espera a que sea turnada de Uruapan a la Ciudad de Morelia.

La labor de la defensa jurídica de los maestros Cecilia, José Luis y Miguel ha realizado lo correspondiente, como parte de esta labor profesional se tiene un acuerdo reparatorio con la empresa que se ostenta como víctima, esto con la finalidad de lograr la libertad de los compañeros en el menor tiempo posible, sin embargo, otra vez en la fiscalía impera el burocratismo y la dilación, pese a existir una ruta trazada, se tardaron más de cinco días para realizar el trámite de liberación del vehículo y se pudiera avanzar en el acuerdo reparatorio.

Tanto abogados y familiares de los presos políticos, han demostrado responsabilidad con el cumplimiento de lo requerido, si los tiempos jurídicos se han alargado es por la consigna del gobierno que se empecina en poner trabas para tratar de mantener a los compañeros como rehenes de Estado.

Pese a la promesa del Ejecutivo federal de intervenir en la liberación de los tres maestros de educación indígena, el gobierno del estado continúa con la política de dilación y simulación, pues fueron abogados de oficio y los jueces del sistema de justicia serviles al ejecutivo quienes actúan para incriminar y juzgar a los compañeros por delitos que no cometieron.

El gobernador se ampara en la supuesta autonomía del poder judicial, para negar el encarcelamiento por consigna, pero en los hechos e incluso de manera pública se la pasa dando órdenes de cómo deben proceder la Fiscalía y los jueces.

La prueba de lo anterior son los intentos por imponer nuevas acusaciones a los tres presos políticos, de las cuales, se ha decretado una nueva audiencia para el próximo 30 de noviembre bajo otras acusaciones y con la consigna de vincularlos a proceso y decretarles nuevamente prisión preventiva oficiosa para mantenerlos como rehenes de Estado. Esto pone en duda la promesa del ejecutivo federal por liberar a los maestros de educación indígena, es una muestra más de la intolerancia y autoritarismo del gobierno morenista en Michoacán.

Lejos de mostrar sensibilidad humana y capacidad de solución a las demandas del pueblo, el gobernador del estado continúa con su política autoritaria y represora, en lugar de dar solución a la demanda de liberar a los presos políticos, continúa en su obcecación de criminalizar la protesta, incluso realiza conferencias de prensa para amenazar veladamente al pueblo que ejerce su derecho a la protesta, para el gobernador, protestar es sinónimo de delinquir.

Pese a la discursiva y cientos de letanías emitidas por el señor gobernador, la demanda del pueblo de Michoacán es concreta: LIBERTAD INMEDIATA E INCONDICIONAL DE LOS PRESOS POLÍTICOS CECILIA, JOSE LUIS Y MIGUEL; en esto no hay cabida para la dilación y la simulación, mientras no haya solución a esta sentida demanda y persistan las injusticias y represión contra el pueblo, la protesta siempre tendrá razón de ser.

ATENTAMENTE:

¡Por la Unidad Obrera, Campesina, Indígena y Popular!

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

FNLS

Familiares de los profesores presos políticos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s