Bedolla y SCT avanzan con plan de modernización carretera para Michoacán

Churumuco, Michoacán.- Los recursos forestales son importantes para el desarrollo de las comunidades rurales, tal es el caso de la comunidad de El Chocolate, perteneciente al municipio de Churumuco, donde se implementan trabajos comunitarios para la conservación de la vida silvestre y sus hábitats, como la guacamaya Verde (Ara militaris) que se encuentra enlistada en la NOM-059-SEMARNAT-2010 en peligro de extinción dentro de las poblaciones de este Psitácido.

En la comunidad de El Chocolate, los habitantes tienen un sitio de reproducción y alimentación que le brinda la selva baja caducifolia

En ese sentido, el director de la Comisión Forestal del Estado (Cofom), Rosendo Antonio Caro Gómez, durante una gira de trabajo señaló que la conservación de esta área es vital para mantener los servicios ecosistémicos, hidrológicos y de conservación de la biodiversidad.

En la visita a la localidad también se hicieron diversos compromisos para el sostenimiento del manantial Arroyo de Poturo del municipio de Churumuco que es vital para la economía de la región.

Destacar que la guacamaya verde tiene una distribución muy fragmentada que va desde México hasta América del sur, en México ha sido reportada en poblaciones aisladas en la vertiente del pacífico, desde Sonora, hasta Oaxaca, así como en el centro del país. Para Michoacán se reporta en los municipios de La Huacana, Churumuco y Arteaga. En la comunidad de El Chocolate tienen un sitio de reproducción y alimentación que le brinda la selva baja caducifolia, ecosistema rico en especies forrajeras.

Sin embargo, existen dos causas importantes de la disminución de sus poblaciones, la pérdida de hábitat por el cambio de uso de suelo y la captura de individuos para su comercio ilegal, por ello, esta comunidad ha emprendido acciones que fortalecen la caracterización biológica de la zona, con la finalidad de recuperar la cubierta forestal, que permita una mayor capacidad de incremento de individuos dentro de la población.

La temporada de reproducción de esta ave es de septiembre a marzo y actualmente se han contabilizado alrededor de 75, de acuerdo a los datos proporcionados por la Asociación de Guacamayas Calentanas A.C.

En el encuentro, también estuvieron presentes el secretario del Medio Ambiente, Alejandro Méndez López; la subsecretaria de Organización y Desarrollo de la Secretaría de Agricultura, Marx Aguirre Ochoa; así como los biólogos Arnulfo Blanco, catedrático de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; y Miguel Ángel Tornez, técnico de la Reserva de la Biósfera Zicuirán-Infiernillo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s