Estudiantes de la Normal de Tiripetío, aclaran los hechos ocurridos el pasado 24 de julio. Donde resultara gravemente lesionado un estudiante.

Morelia, Michoacán. Manuel Téllez.- Estudiantes de la Escuela Normal Rural “Vasco de Quiroga” de la comunidad de Tiripetío, en conferencia de prensa dieron a conocer los hechos ocurridos el pasado 24 de julio de 2022, cuando un grupo de estudiantes realizaron una actividad de boteo sobre la carretera Morelia-Pátzcuaro a la altura del poblado de Tiripetío, donde lamentable el joven Antonio Aguilar Estrada resultara gravemente lesionado por un acto que realizara un chofer de la línea de autobuses Purépecha S.A. de C.V. quien por motivos que aún se desconocen acelerara su vehículo cuando el joven estudiante aún no descendía, provocando que este cayera violentamente sobre el asfalto.

Iniciaron relatando la crónica de los hechos ocurridos ese domingo 24 de julio de 2022: dando a conocer que los estudiantes normalistas se encontraban realizando una actividad de boteo, sobre la carretera Morelia-Pátzcuaro a la altura del poblado de Tiripetío (autopista siglo XXI), que la actividad consiste en que los estudiantes suben a los autobuses de pasajeros para explicar brevemente su problemática actual, explicando por qué se ven en la necesidad de realizar su boteo (solventar las necesidades de su comedor).

Mencionaron que algunos estudiantes arribaron a un autobús de la empresa purépecha S.A. de C.V., entre ellos Antonio Aguilar Estrada quien antes de que descendiera completamente de la unidad, el chofer puso en marcha la unidad a pesar de tener estudiantes frente a la unidad, quienes se hicieron a un lado por su actitud. Aproximadamente cien metros adelante, observaron al autobús en marcha y al joven Antonio Aguilar Estrada caer violentamente sobre el asfalto de la carretera, lo cual le ocasionó una fuerte contusión en la cabeza; una mano fracturada; ocho costillas rotas; la pérdida del 50 por ciento del cráneo; 70 por ciento de pérdida de sangre; y 80 por ciento de probabilidad de muerte según los diagnósticos de cinco especialistas en neocirugía.

Al observar que Antonio Aguilar Estrada, presentaba un  sangrado abundante debido al fuerte golpe producido por su caída de la unidad en movimiento, los estudiantes que se encontraban en la actividad de boteo contactaran a los servicios médicos del municipio los que después de 40 minutos no se presentaron. Señalaron que no fue sino hasta que los estudiantes observaron a lo lejos una unidad de servicios médicos (ambulancia), que lograron hacer que ésta canalizara a Antonio Aguilar Estrada de manera urgente a un hospital debido a su estado crítico de salud.

Increíblemente, apuntaron que fue rechazado en varios hospitales conocidos de Morelia, por lo que debido a la grave situación, decidieron retener unidades de la empresa responsable de este acto, lo que funcionó como medida de presión para que después de varias horas Antonio Aguilar Estrada agonizante fuera admitido en el Hospital de especialidades médicas del ISSSTE.   

Así las cosas y como consecuencia de la larga espera y de las condiciones graves de salud del estudiante, expresaron que tomaron la decisión de emprender otras formas de lucha a efecto de que su compañero fuera atendido de manera correcta y profesional, como lo establece la propia constitución mexicana.

Posteriormente y después de la intervención médica (operación) dijeron que los resultados no fueron nada alentadores, pues se le indujo a un coma de 72 horas.

Por lo que dieron como benemérita Escuela Normal Rural “Vasco de Quiroga” de Tiripetío, repudiaron y condenaron este tipo de hechos, que ponen en riesgo a cualquier persona usuario de este tipo de transportes y como posible tentativa a la vida humana. Hicieron el llamado a las autoridades correspondientes para que tomen acciones ante lo que consideran un acto de violencia en contra del normalismo rural y tentativa a la vida humana.  Exigiendo:

  • Atención médica profesional y de calidad para Antonio Aguilar Estrada;
  • Que la empresa de autotransportes Purépecha S.A. de C.V., y el conductor de la unidad de servicio colectivo se hagan responsables por los hechos ocurridos el 24 de julio de 2022;
  • Pago de la reparación del daño físico, psicológico y de salud que presenta Antonio Aguilar Estrada;
  • Aumento a la beca alimenticia (actualmente es de 63 pesos para tres comidas diarias);
  • Alto a la criminalización del normalismo rural; y
  • Cese a la prensa amarillista.

Mencionaron que el gobierno les prometió desde febrero aumentar la beca alimenticia a 100 pesos, sin embargo no han cumplido. Indicaron que el matriculado de la escuela es de 540 alumnos, y que se les adeuda aproximadamente un millón noventa y tres mil pesos.

Dijeron que se tuvo el acercamiento con el Gobierno del Estado; del ISSSTE y de la empresa de autotransporte de pasajeros Purépecha S.A. de C.V. preguntando por la salud de Antonio Aguilar Estrada y supuestamente para hacerse responsable de los gastos para la mejora de salud. Ahora depende de la respuesta del Gobierno, de la empresa de autobuses y del avance de la salud del estudiante.

Explicaron que el autobús en cuestión lo retuvieron en su escuela y al conductor se le permitió retirarse ya que alegó que se retiraba a su casa porque su hijo estaba enfermo, sin embargo al regresar de su casa el chofer presentaba una herida en el pómulo que no llevaba cuando se retiró de la escuela. Aclararon que en las retenciones de vehículos como medio de presión, solo se hace a las unidades y nunca a los conductores, sin embargo los choferes están obligados por sus empresas a no bajarse de las unidades ni abandonarlas.

Exigieron a la empresa Purépecha tener acceso a las cintas de video. Sin embargo esta negó su existencia. Acusaron que la empresa de autobuses obligó el día de hoy a sus trabajadores a manifestarse en contra de los estudiantes normalistas de Tiripetío, con el fin de protegerse a sí misma y hacer quedar mal a los estudiantes. Indicaron que a los choferes se les da un buen trato por ejemplo: se les costean sus comidas; se les permite acceder a sus eventos socio culturales; tienen total libertad de retirarse a su casa.

Mencionaron que lo de la empresa purépecha no es un hecho aislado, ya que se ha aprovecha de diversas situaciones para sacar notas amarillistas en contra de la Normal de Tiripetío. Reiteraron que por ningún motivo los estudiantes agreden a los choferes con palos y piedras.

Finalizaron señalando que tienen el apoyo de la comunidad de Aranza y de otras comunidades  indígenas quienes están en constante comunicación; de diferentes delegaciones de la Organización de Normales Oficiales del Estado de Michoacán (ONOEM); de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM); y otras organizaciones sociales. Y precisaron que si su compañero llegara a perder la vida, exigirán al gobierno se le retire la licitación o concesión de libre tránsito a la empresa de autotransporte purépecha.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s