Familia Guzmán Cruz primer referente histórico de desapariciones forzadas en Michoacán. Exige memoria, verdad y justicia.

Morelia, Michoacán. Manuel Téllez.- Integrantes del Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM); familiares de la familia Guzmán Cruz considerados el primer referente histórico de las desapariciones forzadas en Michoacán; y, el Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México (COFADDEM) Alzando Voces ofrecieron una rueda de prensa en el marco del 48º aniversario de impunidad por la desaparición forzada de cinco integrantes de la familia Guzmán Cruz, continúan exigiendo memoria, verdad y justicia para los desaparecidos p’urhépecha.

En la conferencia de prensa estuvieron presentes Abdallan Guzmán Cruz hijo y hermano de las cinco personas desaparecidas de la comunidad de Tarejero, Michoacán; Pavel Ulianov Guzmán, vocero del Consejo Supremo Indígena de Michoacán; Adolfo del Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México (COFADDEM); y, un integrante de la familia Álvarez Guzmán quien diera a conocer la celebración de un evento deportivo a realizarse el próximo 23 de julio previo al programa político-cultural en la comunidad de Tarejero, Michoacán. Inicialmente dieron lectura al siguiente boletín de prensa:

¡MIANSTKUA, JAKANKURHIKUA KA UTATSPERAKUA! MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA PARA LOS DESAPARECIDOS P’URHÉPECHA

A LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

AL PUEBLO DE MÉXICO Y DE MICHOACÁN

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

Comunidades P’urbépecha a 14 de julio del 2022

En la segunda mitad del siglo XX, en un contexto de autoritarismo, injusticia social, fraudes electorales y represiones masivas y selectivas, donde la represión se convirtió en política de Estado, sistemáticamente fueron reprimidos los movimientos sociales y opositores, así como a las personas a quienes se consideraba sus bases de apoyo.

En este entorno social, entre los años de 1974 y 1976, en el período denominado «Guerra Sucia», cinco integrantes de la familia Guzmán Cruz fueron detenidos y desaparecidos por el Estado mexicano: José de Jesús Guzmán Jiménez, y sus hijos Amafer, Solón Adenauer, Armando y Venustiano Guzmán Cruz, originarios de la comunidad p’urhépecha de Tarejero, detenidos por la entonces Dirección Federal de Seguridad (DFS) y el Ejército Mexicano, trasladados a la XXI Zona Militar en Morelia y posteriormente al Campo Militar No 1, lugar donde fueron interrogados, torturados y desaparecidos, constituyendo un crimen de lesa humanidad y el primer referente histórico de las desapariciones forzadas en Michoacán.

A 48 años de su desaparición forzada, el Estado mexicano aún no ha respondido por estos crímenes contra la humanidad, a pesar de que estas desapariciones fueron denunciadas y documentadas ante el Comité Nacional Pro Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados Políticos, ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos quien emitió la recomendación 26/2001; en la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado; ante el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Desaparición Forzada o Involuntaria, y finalmente, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En este sentido, la CIDH declaró admisible el caso de la familia Guzmán Cruz el 12 de julio de 2013. Posteriormente, el 7 julio de 2017 se llevaron a cabo las audiencias del fondo en el 163 Periodo Extraordinario de Sesiones en Lima y actualmente el caso se encuentra en espera del dictamen de fondo.

A casi cinco décadas de su desaparición, los familiares de los desaparecidos p’urhepecha, continúan incansablemente luchando en contra del olvido y la impunidad, exigiendo memoria, verdad y justicia. Ante ello, por acuerdo de Asamblea General de Autoridades, el Consejo Supremo Indígena de Michoacán #CSIM acompaña la lucha por los desaparecidos de los pueblos originarios, por lo que colectivamente exigimos categóricamente a la CIDH que emita el dictamen de fondo del caso de la familia Guzmán Cruz, toda vez que la justicia retrasada, es justicia denegada.

¡Ni perdón, ni olvido! ¡No tekantskua ka nijtu miri kurhikua!

Posteriormente reiteraron que será el próximo 23 de julio de 2022 en la comunidad de Tarejero, Michoacán en donde se realizará un evento político-cultural en donde exigirán memoria, verdad y justicia para los desaparecidos, adelantaron que primeramente realizarán actividades deportivas (natación en aguas abiertas).

Respecto de la apertura del campo militar número uno en la CDMX, otras instalaciones militares y archivos de la nación para que la comisión de la verdad y esclarecimiento histórico por hechos ocurridos entre 1965 y 1990 realice sus actividades, indicaron que por un incidente no fueron llamados los representantes de la familia Guzmán Cruz, ni sus abogados del centro de derechos humanos Miguel Agustín pro Juárez A.C. Sin embargo dijeron que es muy probable que integrantes de esa comisión de la verdad estén este próximo 23 de Julio en Tarejero, Mich.

Por su parte el Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México (COFADDEM) Alzando Voces mostró su solidaridad, apoyo y exigencia de justicia para la familia Guzmán Cruz.

Hicieron un llamado para que la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH) emita el dictamen de fondo del caso de la familia Guzmán Cruz para que pueda ser conocida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos ya que llevan más de cinco años de que dicha comisión interamericana admitió ese caso. Solicitando para la familia Guzmán Cruz y para los desaparecidos memoria histórica, conocer la verdad y justicia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s