25N recordamos a las mariposas Mirabal, su trágica muerte y el Nacimiento de una lucha internacional: Omega Vázquez.

Morelia, Michoacán.- <Imagina ser una trabajadora y activista junto a tus hermanas y esposo, vives en un régimen autoritario, injusto, pasas hambre, frío, ves cómo se desmorona tu país y el presidente culpable de todo aquello lo único que quiere es seducirte, obligarte con la fuerza de su mando a ser una más de sus “conquistas”, el señor 20 años mayor que tu además se ofende porque lo rechazas>.

Lo único que querías era audiencia, y ahora tienes a un mini dictador, enfermo y con el ego lastimado encima tuyo y amenazando a tu familia, usando las herramientas del poder, recursos y gente para lastimarte; así lo vivió Minerva Mirabal, quien valientemente luchó contra el régimen de Trujillo, fue asesinada junto a sus hermanas.

Hoy recordamos a las valientes mariposas Mirabal cada 25 de noviembre, fecha en la que continuamos la lucha por todo el planeta para eliminar la violencia contra las mujeres.

“Fueron apodadas como “Las Mariposas”; las tres comenzaron activamente a participar de la lucha contra Trujillo, un líder que no permitía la discidencia. Minerva y María Teresa fueron constantemente asediadas por sus opiniones y acciones políticas, siendo apresadas varias veces. Minerva además sufrió el acoso de Trujillo, que al verse rechazado en sus avances amorosos, complicó la vida de la familia Mirabal entera. Minerva estudió Leyes, María Teresa matemáticas y Patria era mecanógrafa; todas se casaron jóvenes, con hombres igualmente luchadores y embarcados en la causa política”.

Las hermanas Mirabal integraron diversos movimientos que intentaban traer abajo a Trujillo. En 1960, Minerva y María Teresa fueron nuevamente apresadas y condenadas a tres años de cárcel, pero tras presiones al régimen de Trujillo, fueron liberadas a los pocos meses. Sus maridos en cambio, permanecieron en la cárcel.

Ese mismo año, Patria, María Teresa y Minerva fueron interceptadas en un auto por la polícia secreta, quienes tras ahorcarlas y golpearlas, las dejaron caer a un barranco tratando de encubrir el crimen como un accidente. Con ellas murió además el chofer Rufino de la Cruz. El impacto no se hizo esperar: eran líderes, eran madres, eran mujeres con voz, que acentuaron la indignación con la violencia del régimen trujillista. Patria tenía 36 años cuando murió, mientras que Minerva 34 y María Teresa sólo 25.

El crimen conmovió a la nación, cansada de tres décadas de violencia. Al año siguiente, Trujillo fue asesinado. (Vía “Mujeres Bacanas”).

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional contra la Violencia de Género, un movimiento iniciado en 1981 en Latinoamérica en honor a Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, tres hermanas dominicanas que fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo, del que eran opositoras.

Los asesinatos de estas hermanas se convirtieron en un símbolo de la lucha contra la violencia de género. En 1981 se celebró en Bogotá el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe, donde se decidió asignar el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en memoria de las tres hermanas.

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en honor a las hermanas Mirabal, e invitó a gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a organizar actividades dirigidas a sensibilizar al público respecto a este problema problema en este día como una celebración internacional.

La violencia contra las mujeres, cuyo problema es estructural, tiene su origen en la falta de equidad en las relaciones entre hombres y mujeres en diferentes ámbitos y persiste tanto en el ámbito público como en el privado.

Entre las claves para luchar contra este tipo de violencia avanzar en la prevención, está la educación y una legislación adecuada que evite la impunidad.

Estoy segura que no debemos vivir algo similar a la tragedia de las mariposas Mirabal, para que nos duela su dolor, para continuar activamente luchando para que un día ninguna niña, ninguna mujer, jamás, deba vivir bajo el yugo de la violencia patriarcal.

Esta fecha sírvanos para recordar que han existido mujeres que han dejado su vida, su libertad, pero sobre todo su conocimiento y sabiduría como legado para todas nosotras para que hoy podamos alzar la voz y jamás renunciamos a nuestra libertad y dignidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s