Cientos de mujeres y habitantes de comunidades aledañas a Tingambato, Michoacán marchan para exigir justicia por Gaby.

Morelia, Michoacán. Manuel Téllez.- Cientos de personas indignadas marchan este sábado sobre la carretera Uruapan-Pátzcuaro hacia la presidencia de dicho municipio de Tingambato, Michoacán, en protesta por el homicidio de Gabriela una mujer oriunda de dicho municipio. La marcha que partió del punto conocido como la parada de autobús, marchó hacia la Presidencia Municipal en donde colocaron una ofrenda floral en memoria y justicia por tan lamentable hecho. Así mismo realizaron un mitin político en donde la comunidad exigió justicia; que estos hechos no queden impunes y que se castigue al o los responsables.

Hasta el momento sólo se tiene conocimiento de que la víctima fue agredida por un disparo de arma de fuego en un mercado público del municipio y que presuntamente el victimario es un hombre pareja sentimental, de quien se presume se desconoce su paradero. Por lo que las autoridades al tener varios medios de prueba como testigos y señalamientos precisos de los hechos, iniciaron una carpeta de investigación de los hechos e iniciaron la investigación respectiva para el esclarecimiento de los hechos, procurar que el culpable no quede impune, púes esta lamentable situación no es un hecho aislado sino que forman parte de una problemática que resulta en más de 165 muertes de mujeres en lo que va de este 2021 según la SSP de Michoacán.

Es preciso señalar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha referido que distintos informes coinciden en que aunque los motivos y los perpetradores de los homicidios son diversos, muchos casos tratan de violencia de género que ocurre en un contexto de discriminación sistemática contra la mujer. Según Amnistía Internacional, las características compartidas por muchos de los casos demuestran que el género de la víctima parece haber sido un factor significativo del crimen, influyendo tanto en el motivo y el contexto del crimen como en la forma de la violencia a la que fue sometida.

El Informe de la Relatoría de la CIDH señala que la violencia contra las mujeres “tiene sus raíces en conceptos referentes a la inferioridad y subordinación de las mujeres”. A su vez el Comité para la eliminación de la discriminación contra la mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés)  resalta que la violencia de género, incluyendo los asesinatos, secuestros, desapariciones y las situaciones de violencia doméstica e intrafamiliar “no se trata de casos aislados, esporádicos o episódicos de violencia, sino de una situación estructural y de un fenómeno social y cultural enraizado en las costumbres y mentalidades” y que estas situaciones de violencia están fundadas “en una cultura de violencia y discriminación basada en el género”

Antes de los terribles hechos Gaby como la llamaban de cariño, había precisado en sus redes sociales esta problemática, denunciando  en relación a los feminicidios o ataques a las mujeres, una “tendencia de los investigadores a desacreditar a las víctimas y culpabilizarlas por su estilo de vida, o ropa”, y la indagación de aspectos relativos a las relaciones personales y sexualidad de las víctimas, así como la impunidad de los actos violentos que conllevan la muerte de mujeres. Lo que resulta evidentemente en una ausencia de una investigación profunda y efectiva sobre el incidente violento que causó la muerte de la víctima, así como de sus posibles causas y motivaciones.

Estamos desde luego ante una situación estructural y de un fenómeno social y cultural enraizado en las costumbres y mentalidades” y que estas situaciones de violencia están fundadas “en una cultura de violencia y discriminación basada en el género” como lo expresó CEDAW. Por lo que ante la indignación y hartazgo de una sociedad dolida por estos hechos, los habitantes de Tingambato, Michoacán, comunidades aledañas y desde luego familiares de Gabriela exigen justicia y que en las investigaciones y administración de justicia no denoten la existencia de estereotipos y prejuicios sobre el rol social de las mujeres, con influencia negativa en la investigación, en la medida que se traslade la culpa de lo acontecido a la víctima y a sus familiares, cerrando así otras líneas posibles de investigación sobre las circunstancias del caso e identificación del o de los autores materiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s