Realizan acto político cultural denominado “47 Años de Impunidad y de Injusticia, Aniversario de la Desaparición Forzada de cinco integrantes de la familia Guzmán Cruz y de Rafael Chávez Rosas” en Morelia.

Morelia, Michoacán. Manuel Téllez.- El Congreso Nacional Indígena (CNI); el Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM); el Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México  “Alzando Voces” (COFADDEM); la Organización Comuna P’urhépecha; el Colectivo Ireta P’urhépecha; el Frente Estudiantil Indígena y Popular de Michoacán;  y, la Pagina Comunitaria Purhépecha. Convocaron acto político cultural “47 Años de Impunidad y de Injusticia, Aniversario de la Desaparición Forzada de cinco integrantes de la familia Guzmán Cruz y de Rafael Chávez Rosas”. Evento que realizaron en la plaza Melchor Ocampo de la capital del Estado de Michoacán.

Entre los asistentes al evento destacaron: Abdallan Guzmán Cruz hijo y hermano de los desaparecidos y además de su hermana sobreviviente Graciela Guzmán Cruz; Pavel Ulianov Guzmán, coordinador del Consejo Supremo Indígena de Michoacán y vocero del Congreso Indígena de Michoacán; Dora Jaimes integrante del Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México (COFADDEM) “Alzando Voces”, así como Miguel y Máximo Chávez Rosas hermanos del desaparecido Rafael Chávez Rosas de la comunidad indígena de Caltzontzin.

En rueda de prensa Abdallan Guzmán Cruz hijo y hermano de las cinco personas desaparecidas de la comunidad de Tarejero, Michoacán, hablo de tres ideas básicas por parte de las organizaciones que convocaron el evento:

Primero. Dijo que la lucha de miles de personas que sufrieron represión, encarcelamientos, torturas y ejecución extrajudicial no pueden quedar impune. Por lo que convocan al Gobierno Federal a instalar una “Comisión Nacional de Memoria, Verdad y Justicia” con especialistas internacionales y supervisada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; con participación de las Fiscalías General de la República y del Estado de Michoacán; así como de los familiares de las víctimas.

Segundo. Dijo que a nivel federal existe la ley general en materia de desaparición forzada de personas, desaparición cometida por particulares y del sistema nacional de búsqueda de personas y justicia, por lo que exigen al Gobierno y Congreso del Estado de Michoacán se legisle en materia de desaparición forzada de personas que armonice con la ley federal.

Tercero. Exigen que se abran los archivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y General de la Nación. Y es que dijo que su hermano Venustiano Guzmán Cruz anduvo junto con él en la guerrilla y al ser detenido proporcionó el nombre de Oscar González Juarez. Aseguró que cuando declaró mando mensajes, pero él y su familia no han tenido acceso a esos archivos. Indicó que el Gobierno de Enrique Peña Nieto en una platica de conciliación en el Perú aseguró que no está desaparecido que se tenían indicios, siendo totalmente falso por eso la necesidad de abrir los referidos archivos.

Abdallan mencionó que el actual Gobierno del Lic. Andrés Manuel López Obrador continua permitiendo la impunidad, señaló que personalmente le han hecho entrega de documentos, solicitado la apertura de los archivos, que le emita el informe de fondo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para poder acceder a la Corte Interamericana de Derechos Humanos a efecto de buscar la sentencia del Estado Mexicano, y no han tenido respuesta favorable.

Dijo que durante los 47 años que llevan desaparecidos sus familiares, los han pasado luchando para hacer justicia, por tal motivo continuaran exigiendo la creación de una Comisión Nacional de la Memoria, Verdad y la Justicia, no unicamente para la familia Guzmán Cruz o Chávez Rosas, sino para miles de víctimas.

Por su parte Dora Jaimes del Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México (COFADDEM) “Alzando Voces” se unió a la exigencia de la familia Guzmán Cruz y Chávez Rosas a 47 años la desaparición de sus familiares, exigió justicia y que en materia de desaparición forzada el Gobierno del Estado cumpla sus obligaciones.

Los hermanos Miguel y Máximo Chávez Rosas hablaron a nombre de su madre pidiendo al Gobierno Federal que le entreguen a su hijo Rafael Chávez Rosas desaparecido de la comunidad indígena de Caltzontzin, señalando que si los desaparecidos hicieron o no mal con tomar las armas como guerrilleros contra el estado mexicano que se les juzgue pero no se les torture o desaparezca impunemente.

Al hacer uso de la voz Graciela Guzmán Cruz hija del desaparecido Jesús Guzmán Jiménez, dijo haber presenciado la detención y tortura de sus cinco familiares desaparecidos, exigió justicia para todos los desaparecidos.

Durante el evento realizaron rituales purepechas por las almas de los desaparecidos, así como otras participaciones que pusieron de relieve la necesidad de justicia y el recuerdo de los desaparecidos exigiendo conocer sobre su paradero.

Finalmente Pavel Ulianov Guzmán, coordinador y asesor del Consejo Supremo Indígena de Michoacán y vocero del Congreso Indígena de Michoacán dio lectura a un documento que da a conocer lo siguiente:

CASI CINCO DÉCADAS DE LUCHA POR LA MEMORIA, LA VERDAD Y LA JUSTICIA

Al Pueblo de México y de Michoacán

A los Medios de Comunicación

A los Pueblos Originarios

Al Estado Mexicano

Entre los años de 1974 y 1976, cinco integrantes de la familia Guzmán Cruz (José de Jesús Guzmán Jiménez; y sus hijos Amafer, Armando, Solón Adenauer y Venustiano Guzmán Cruz), originarios de la comunidad p’urhépecha de Tarejero, así como Rafael Chávez Rosas originario del pueblo de Caltzontzin, fueron detenidos, torturados y desaparecidos por la entonces Dirección Federal de Seguridad (DFS) y el Ejercito Mexicano, constituyendo un crimen de lesa humanidad y el primer referente histórico de las desapariciones forzadas en Michoacán.

A 47 años de su detención, tortura y desaparición forzada, el Estado mexicano aún no ha respondido por estos delitos, a pesar de que el caso se encuentra en etapa de resolución en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Una línea histórica de impunidad une el pasado con el presente. Impunidad ayer y hoy.

A casi cinco décadas de su desaparición, los familiares de los desaparecidos p’urhépecha, incansablemente luchando en contra del olvido, la simulación, el engaño y la impunidad, exigiendo permanentemente justicia. En este contexto el Consejo Supremo Indigena de Michoacán #CSIM acompaña la lucha por los desparecidos de los pueblos originarios, por lo que colectivamente demandamos

  1. Apertura de los Archivos de la Represión, los documentos del Archivo General de la Nación y de las Fuerzas Armadas de México.
  1. Creación de una Comisión Nacional de la Memoria, Verdad y la Justicia conforme a preceptos en materia de derechos humanos y con la participación efectiva de los familiares de los desaparecidos.
  1. La legislación estatal de las desapariciones forzadas, deuda histórica con los familiares de los detenidos desaparecidos del Congreso del Estado de Michoacán.

¡Ni perdón, ni olvido!

¡No tekantskua ka aijtu miri kurhikua!

TERUNHASKUA K’OIA, ECHERI KA JURAMUKUKUA JAMENTU IRETECHANI

JUSTICIA, TERRITORIO Y AUTONOMIA PARA LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

CONSEJO SUPREMO INDIGENA DE MICHOACÁN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s