Continúan las movilizaciones del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) en defensa de sus derechos laborales.

Morelia, Michoacán. Manuel Téllez.- Continúan las movilizaciones del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) en defensa de sus derechos laborales. Y es que teniendo presente que el trabajo es un derecho y un deber social, que otorga dignidad a quien lo realiza y que debe prestarse en condiciones que, incluyendo un régimen de salarios justos, cubiertos en tiempo y forma que aseguren la vida, la salud y un nivel económico decoroso para el trabajador y su familia, tanto en sus años de trabajo como en su vejez, o cuando cualquier circunstancia lo prive de la posibilidad de trabajar.

Que la Organización Internacional del Trabajo (OIT), perteneciente al sistema de Naciones Unidas, ha establecido lo que se conoce como el contenido del derecho internacional en materia de derechos humanos laborales. Los Convenios emitidos por la OIT que regulan temas relativos a accidentes de trabajo, enfermedad, indemnizaciones, administración del trabajo, agencias de colocación, capacidad profesional, créditos laborales, derecho sindical, descanso, igualdad en el trabajo, no discriminación, edad mínima de admisión al trabajo, estadísticas del trabajo, gente de mar, higiene en el trabajo, licencias pagadas de estudios, aplicación de normas internacionales del trabajo, prohibición de las peores formas de trabajo infantil, protección de la salud, recursos humanos, salarios mínimos, protección al salario, seguridad y salud, seguridad social, trabajadores rurales, abolición del trabajo forzoso, trabajo nocturno, trabajos subterráneos y vacaciones, entre otros.

Y es que la OIT establece su razón de ser y de regular los derechos humanos laborales al considerar en su acta de constitución que existen condiciones de trabajo que entrañan tal grado de injusticia, miseria y privaciones para gran número de seres humanos, que el descontento causado constituye una amenaza para la paz y armonía universales; y considera que es urgente mejorar dichas condiciones. México es parte de la OIT desde 1931 y desde ese entonces ha ratificado 78 convenios de los 188 adoptados por dicha organización internacional, entre ellos el Convenio sobre la protección del salario, 1949 (núm. 95), que señala el tema particular del respeto y protección al salario, prestaciones en absoluto respeto al contrato de trabajo, siempre y cuando este no contenga alguna clausula violatoria de los derechos laborales del trabajador.

Ahora bien teniendo en cuenta lo anterior, y a casi cien años de que México ratificara este convenio, continúan los abusos y violaciones a los derechos laborales de los trabajadores por parte de muchos patrones que se niegan a cumplir la parte que les corresponde en el contrato colectivo o individual de trabajo, en este caso mencionaremos un ejemplo claro y evidente para la sociedad michoacana, el caso de los trabajadores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. En donde el Patrón para efectos del contrato colectivo de trabajo para con los cientos de trabajadores agremiados al Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), consiente del hecho y daños que está ocasionando a sus empleados y a sus familias, con total falta de seriedad, humanidad y respeto a los derechos humanos y laborales que le exige nuestra carta magna, no sólo se niega a informar de la situación de falta de pago con total seriedad y respeto a sus trabajadores, sino que además se ha negado a atender a dichos trabajadores y sus representantes, y lo que es peor, los trabajadores perciben un descaro y un claro desinterés en buscar soluciones que permitan garantizar el pago de salarios y otras prestaciones en tiempo, forma y a largo plazo, ya que este tipo de situaciones son muy frecuentes año tras año. Y es que el SUEUM ha informado en varias ocasiones que en este tema se encuentra totalmente involucrado el Gobierno del Estado de Michoacán quien también tiene responsabilidad.

Por lo que ante la desesperación y hartazgo de los trabajadores de la universidad michoacana adheridos al Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM) e incluso del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), se vieron en la necesidad de movilizarse y a la fecha el SUEUM continúa su movilización en el centro histórico de la ciudad de Morelia, con la indignación, incertidumbre y evidentemente una falta total de desinterés por parte de dichas autoridades, quienes no se han dignado voltear a ver a estos trabajadores y sus problemáticas.

En entrevista para este medio de comunicación, Fernando Román Díaz Secretario del Exterior del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana, explicó que las movilizaciones que dicho gremio ha realizado los últimos días, obedece a la violación al contrato colectivo de trabajo, entre otras cosas en la falta de pagos de: salarios, aguinaldos y prestaciones de fin de año; así como adeudos de la caja de ahorro de los trabajadores cuya cantidad asciende a más de treinta mdp, agregó que también se tienen retenidas las aportaciones quincenales que se descuentan a los trabajadores para apoyo a cada persona que fallece del sindicato, es decir hay varios temas que no han sido resueltos, como es el caso de los finiquitos a las personas jubiladas y despidos injustificados.

Lamentó la actitud que ha demostrado en esta situación el Dr. Raúl Cárdenas Navarro actual rector de la máxima casa de estudios en Michoacán y es que Román Díaz  Secretario del exterior del SUEUM recordó que en algún tiempo creyeron que sería un buen líder y que cambiara sustancialmente la situación de la universidad michoacana, pero esto no fue así  y mencionó que su administración ha sido una decepción, ya que parece ser que la Universidad Michoacana se encuentra envuelta nuevamente en actos de corrupción.

Dijo que su lucha en la defensa de sus derechos laborales han elevado recursos ante organismos internacionales como es el caso de una carta enviada a la Federación Sindical Mundial (FSM) y a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), quienes después de estudiar el caso, advirtieron una evidente violación al convenio 95 sobre la protección del salario, aprobada por el senado de México el 29 de diciembre de 1954 y ratificada 27 de septiembre de 1955. Ya para el 27 de septiembre de 1956 dicho acuerdo entró en vigor y es vinculante para el Estado Mexicano.

Finalizó mencionando que hasta el momento no han tenido una acercamiento serio de las autoridades para solucionar sus demandas por lo que las movilizaciones del SUEUM continuaran en la capital del Estado, con la finalidad de defender sus derechos laborales y humanos, contra los abusos y atropellos de que son objeto por parte de rectoría de la Universidad Nicolaita y Gobierno del Estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s